Skip to content

Smoothie de frutas

Los batidos o licuados de frutas son una opción muy interesante y nutritiva para el verano. Son muy saludables y pueden formar parte de nuestra dieta, por ejemplo, reemplazando el desayuno o la merienda como aperitivo y complemento de otras comidas.

los batidos son fáciles y rápidos de preparar, además de ofrecer una gran variedad de ingredientes para prepararlos. Los batidos son refrescantes y nos ayudan a hidratarnos, lo que los convierte en nuestros aliados durante el verano. Además, es una preparación muy nutritiva que nos aporta vitaminas, minerales, antioxidantes, proteínas y grasas saludables.

Prepara la licuadora y sigue estos sencillos pasos para arreglar diferentes batidos a tu gusto. ¡Recuerda servirlo frío!

Paso 1: Elegir la fruta

Elige como mínimo 2 tipos de frutas diferentes, ya sean frescas o congeladas:, plátano, pera, sandia, melocotón, kiwi, piña, cerezas, mango, aguacate, frambuesas, arándanos … las frutas están peladas y en trozos. Si también quieres preparar un batido más saludable, apuesta por el verde añadiendo vegetales como espinacas o rúcula.

Paso 2: Escoger una base

Añade 1 o 2 vasos de líquido, como leche, leche vegetal (de soja, arroz, almendra, avena …), zumo de frutas, café frío, te verde helado, leche de coco o agua. Debes tener en cuenta que cuanto más zumo contenga la fruta añadida anteriormente, menos liquido debes de poner.

Paso 3: Añadir ingredientes para espesar

Otros ingredientes que aporten cremosidad al batido para que tenga la textura adecuada. A demás, puede recoger ingredientes que aporten nutrientes como yogur, kéfir, helado, crema de cacahuate o de almendras, semillas de chía o copos de avena.

Paso 4: Endulzar y aromatizar

Añade endulzantes, hierbas, especias o frutas para darle sabor a tu gusto. Puedes endulzarlo con azúcar, stevia, edulcorantes, miel o sirope de ágave. También puedes optar por aromatizarlo con vainilla, hojas de menta picadas, dátiles o canela. Esta última es una buena opción para endulzarlo sin perder calorías extra.

Paso 5: Añadir propiedades nutritivas

Para terminar el smoothie, puedes comprar los conocidos como “suplementos” con grandes propiedades nutritivas como polen de abeja, espirulina, germen de trigo, semillas de lino, bayas de goji o cacao puro en polvo.